5.12.05

Juana Bignozzi

En realidad, no importa lo que se diga (o se haya dicho), sino lo que se hace, al menos, en el caso de la literatura y a mi entender. No me importa dónde nacieron, qué dijeron o con qué se afiliaron. La obra primero, el autor después. Eso pienso yo, ojo. Sin embargo, creo que en esta nota dice cosas muy interesantes, y más allá de eso, habiendo leído la obra de Juana Bignozzi, la recomiendo ampliamente. Tuve la oportunidad de leer la obra completa, llamada La ley tu ley de Adriana Hidalgo Editora. Si pueden, consíganla (y me la prestan, o me la regalan, o me regalan otra n_n).- Entrevista realizada en mayo de 2005, en el barrio de Monserrat. El poeta sin tragedia y el por qué de la poesía "Yo tuve una infancia normal. Jamás escribí un poema a los cinco años, ni dije 'quiero ser escritora'. Escribía sí las mejores composiciones de la escuela, pero yo no asociaba para nada eso con la escritura en otro sentido. No fui una chica precoz en esto de la inspiración, nada de eso. Leía mucho. En mi casa me hacían leer de manera un poco coherente. Leía mucha poesía, extrañamente. Me hacían leer mucha poesía. Cuando tenía unos 16 años empecé a escribir -y esto sí que podrían ser llamado textos- sobre mis sentimientos y mis desdichas con los novios y todas esas cosas. Y entré en una vida en la que jamás me aparté, de poeta. Es decir, me rodeaba de poetas, leía lo de ellos, ellos leían lo mío... En ese sentido, yo soy una poeta sin tragedia, digamos. Y siempre digo que soy una poeta sin vida interior. Yo nunca tuve la angustia de la hoja en blanco, de ¿seré o no, poeta? Normalmente seguí escribiendo hasta el día de hoy. Yo creo en el oficio, en principio creo en eso. Pero, ¿por qué uno es poeta y otro no? En lo que también creo es en la mirada del poeta, que el poeta tiene una mirada que no tiene el que no lo es. Eso es lo más cercano que se me puede ocurrir a la inspiración. Creo que el poeta ve ciertas cosas o hace cruces que alguien que no es poeta no hace. Y eso en la poesía es muy lindo. Cómo a alguien se le ocurrió cruzar estas dos cosas ¿no? Y eso siempre me gusta cuando leo poemas que me interesan. Digo qué fantástico, cómo se le ocurrió poner esto. Iba por la calle y se le ocurrió esto. Eso es un poeta, ese cruce único.Para escribir buena poesía tiene que servir un poeta. La función del poeta en la vida cuál es: escribir poesía, buena, que sea una poesía que trascienda, que acompañe a alguien alguna vez en la vida, una poesía que ampare a alguien en un momento malo, quizá sea una poesía que le dé fuerzas a alguien para tomar el Palacio de Invierno. Es decir, que sea una buena poesía que algún ser humano pueda integrarla a su vida, pueda usarla en su vida. Yo creo que un poeta sirve para escribir poesía."
Juana Bignozzi
 
 
Copyright © Tu nombre en clave es Dimitri
Blogger Theme by BloggerThemes Design by Diovo.com