11.11.05

Soneto cxvi - W. Shakespeare No admito que se pueda destruir la unión fiel de dos almas. No es amor el amor que no logra subsistir o se amengua al herirle el desamor. El amor verdadero es tan constante que no hay nada que pueda reducirlo; es la estrella de toda barca errante, cuya altura se mide, no su brillo. No es juguete del Tiempo, aunque los labios y mejillas dobléguense a su suerte, no le alteran del Tiempo los agravios, pues su reino no acaba con la muerte. Y si eso es falso y fuera en mí probado, ni yo he amado jamás ni nadie ha amado. (...)
 
 
Copyright © Tu nombre en clave es Dimitri
Blogger Theme by BloggerThemes Design by Diovo.com