8.4.08

Series

Este año ando un poco más enganchada con el tema anime, y el hecho de haber conocido gente involucrada en este mundillo es muy bueno para esta educación pseudo otaku.
No he visto WOAHHH ZARPADA CANTIDÁ(?) pero para mi ritmo de culo pesado, es un avance.
Entre los recomendados, está Death Note, un ¿policial? aderezado con mucho de la mitología japonesa.
Básicamente se trata de un estudiante que encuentra un cuaderno (que originalmente dejó caer al mundo de los vivos un shinigami porque estaba embolado) cuya particularidad es la de matar gente. ¿Cómo? Fácil: escribís el nombre de alguien (pensando en su rostro mientras escribís), y al cabo de cuarenta segundos, caput.
Obviamente el muchacho comienza a ser seducido por la idea de eliminar a aquellos que son un estorbo para sociedad y blá; básicamente enloquece de poder.
A medida que Light (así se llama nuestro protagonista) empieza a ejercer su poder de dios, la policía japonesa comienza a investigar (con la ñoña coincidencia de ser el padre del pibe el jefe de la policía) con la ayuda de un investigador privado al que se lo conoce como L.
Aparecen personajes con perfiles muy interesantes, como el shinigami dueño del cuaderno, por citar uno.
En fin, esta serie cuenta con treinta y siete capítulos, se puede ver completa acá y, la verdade, se va al carajo. Es muy muy buena.


Por otro lado, y con absolutamente nada que ver con la serie anterior, está Azumanga Daioh.
Es una comedia de la re puta madre, excelente, que cuenta las aventuras(?)de un grupito de adolescentes en su paso por la secundaria.
Aunque realmente no importa de qué se trate; el grado lisérgico de esta serie es altísimo. Y a las pruebas me remito:




Especial atención al personaje de Osaka. Se roba toda la serie.

En fin, sigo después.
Consuman anime, mierda, que hay cosas increíbles.
 
 
Copyright © Tu nombre en clave es Dimitri
Blogger Theme by BloggerThemes Design by Diovo.com