29.11.05

Querida querida: Si te escribo estas líneas es por motivos musicales. Anoche me subí a una montaña de pus que enviaba electrsondas por un do bemol como los que preparaba tu abuela, ¡la recuerdo! Doña Dignidad. ¡Y cómo! Me vi envuelto entre payasos y saltamontes que agitaban con destreza su típico número de inalámbricos y monedas, ya sabes. Algo de ello vislumbrabas cada mañana cuando Molly se balanceaba intrépidamente por el torniquete que guardábamos para ocasiones especiales. Mi pequeña Molly, ¿cómo ha estado? He visto tantos regalos para ella. Espero que su intrínseco centrifugado no haya desmadrádose con aquel chapuzón vericueto que a veces le acontecía. Aunque algo me has contado en tu anterior carta, ¿no es cierto? En un diálogo con el vecino recordé tus intensas palabras: "La holgazanería, mi querido querido, tumultuosa herbácea devenida cáctus que cuelga y me ensopa la matraca y el yunque, ese delfín golondrinesco cuasi hortelano; un cuento de vikingos y tabúes" porque recitó un poema sureño. La narrativa se me ha vuelto imposible. Me atraco con esa inconcebible bola sebácea que traba y no despide horda alguna de galletería....siento un picor altamente alcalino ofendido musarañero que tantas veces me embosca y repercute. ¿Qué debo hacer? Me han pagado este viaje para escribir mi último libro y mira, las dromedarias y xilofónicas delirantes de las copas se marchitan con un aire insectuoso, hálito incierto de Ariadna. Como un ósculo copulativo. Veo las faldas altas y te recuerdo trémula, expectante, precavida, yuxtapuesta, subordinada, paralelograma, ecuestre, trasvestida, vegetariana, uniforme, cuneiforme, azabache, gloriosa, africana, selvática, convexa y perpendicular...¡oh, querida! ¡Tanto te extraño! Los días me parecen parasimpáticos y certeros, con mañanas de diademas y mediodías de cabina, con el sol alto como papeles en sepia, un vaso de souvenir me transporta al elixir de los tomboctúes estrafalarios aguerridos, elocuentes náyades y bellacos. Espero hallar la paz en estas tierras de garbanzos y destornilladores. Tuyo, Tu amado Edimburgo.- Up: Ví Con Ánimo de amar y 2046 ^_^
 
 
Copyright © Tu nombre en clave es Dimitri
Blogger Theme by BloggerThemes Design by Diovo.com